7.9.16

VIDEO “No me mate, por favor” Mujer rogó a policía que no la matara






“No me mate, por favor”, le rogó Martha Florián Sánchez, de 38 años, al sargento de la Policía, Alexander Cuevas Florián (Kuki o Pitorro), de 37 años, quien tras obligarla a tener relaciones sexuales, la puso de rodilla en el piso y luego la asesinó de un balazo en el pecho, en un hecho ocurrido ayer en la madrugada en Neyba.


Pedro Florián y Mozart Pachano, padre y ex cónyuge de Florián Sánchez, denunciaron que el teléfono móvil de Florián Sánchez, no aparece, y la Policía en Neyba no les da informaciones a los familiares, y a los que acusaron de tratar de proteger al sargento desapareciendo evidencias, el casquillo, entre otras.


Pachano indicó que el médico legista diagnosticó golpes en la frente y el pecho, hematomas en varias partes del cuerpo, y rasgos de violación.


El informe preliminar del Inacif en Azua da cuenta que la mujer murió a causa de “herida lacerante con entrada y salida en la parte dorsal derecha (en el pecho) o herida por arma de fuego.


Testigos dijeron que el sargento persiguió por todo el barrio Puerto Plata de Neiba, a Florián Sánchez, quien se escondió desde las 10 de la noche hasta pasada las una de la madrugada, con el fin de evitar que el sargento la maltratara.


Varios testigos afirman que la mujer compartía con varias amigas en un colmado, cuando se presentó el suboficial y la sacó del lugar y la obligó a montarse a una motocicleta, pero cuando la trasladaba con destino a la casa de Florián Sánchez, esta se tiró de la moto y logró escapar de Cuevas Florián.


Martha se escondió, según vecinos, y pidió a vecinos que le dieran refugio “porque Kuki me quiere matar, pero por temor al sargento no la ayudaron y a eso de las 1:30 de la madrugada optó por retornar a su casa, y cuando abría la puerta, el sargento Cuevas Florián salió de la oscuridad, la encañó y obligó a entrar diciéndoles improperios y “tu quieres que te mate”.


Hace unos dos años que el sargento de la Policía le había cercenado de un balazo un dedo del pie derecho a Martha, afirmó Pedro Florián, su padre. “Ella vivía con temor de que ese hombre la matara y lo hizo. Y tenía una relación con un hombre pero este no la dejaba en paz”.


Vea el Video para mas detallesEL NACIONAL